Toyota Camry, el galán japones
Lo más nuevo

Toyota Camry, el galán japones

Escrito por 
Publicado en Noticias Industria
Miércoles, 04 Julio 2018 08:50

Con cada generación, Toyota ha buscado dotar a su sedán mediano con todas las tecnologías que se han desarrollado a lo largo de más de tres décadas, y ésta, la octava, no es la excepción.

La buena reputación de ser un auto confiable le ha permitido al Camry sumar muchos amigos a lo largo de siete generaciones. En especial aquellos que buscan un automóvil familiar, cómodo, y seguro con bajos costos de mantenimiento. Por si no lo crees, lee esto: en Estados Unidos ha sido el sedán mediano más vendido en los últimos 15 años.

Llevamos cerca de hora y media manejando la octava generación del Camry por la carretera que conecta a Puebla con la Ciudad de México y estamos a 27 kilómetros de que la ruta de prueba que trazamos se termine en la zona centro de la capital del país.

Detrás se han quedado más de 100 kilómetros y por alguna razón es en este tramo final, sobre la carretera federal, donde más estamos disfrutando del manejo. No sólo por la comodidad que este sedán japonés ofrece desde el puesto de mando, sino porque esta carretera es tan exigente por sus curvas cerradas que suben y bajan, que están sacando a relucir el lado más dinámico del Camry.

Y es que la nueva plataforma TNGA (Toyota New Global Architecture) en la que está montado, le proporciona un centro de gravedad mucho más bajo y, en consecuencia, mayor estabilidad al paso por curva.

Estéticamente la parte frontal fue redefinida con un juego de faros principales Full LED más estilizados, que le otorgan una mirada que desafía. El cuadro se complementa con la geometría de las enormes tomas de aire colocadas en los extremos inferiores de la fascia y con la entrada de aire al centro de la misma, encargada de refrigerar el motor. Tanto las líneas en el cofre, como las trazadas en la vista lateral, aparentan una postura más baja, e inclusive dejan ver un poco de musculatura.

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Pero regresemos a las sensaciones de manejo. Si frenas un poco antes de enfrentar una curva para transferir el peso hacia adelante, sentirás cómo las ruedas del eje delantero respetarán la trayectoria trazada con el volante, sin que el balanceo de la carrocería sea excesivo o se perciba alguna sensación de pérdida de adherencia hacia afuera del giro.

Si bien el desempeño del propulsor que lo impulsa es muy solvente, tampoco esperes arrugar el asfalto si presionas el acelerador a fondo. Lo que sí tendrás será una buena respuesta del motor que, aunque se trata de un bloque de cuatro cilindros 2.5 litros atmosférico, que genera 201 caballos de fuerza y 178 lb-pie de torque, no pierde el aliento cuando de empujar con fuerza los cerca de 1,520 kilos de peso que el Camry registra en la báscula se trata.

Esto se debe a dos puntos importantes. Primero, porque para esta generación el motor cuenta con la tecnología VVT-iE (Electronic Variable Valve Timing). Esto significa que conforme presionemos el acelerador, las válvulas de admisión, que permiten que la mezcla de aire y gasolina entre a la cámara de combustión, se abrirán o cerrarán a través de un árbol de levas que regula la apertura de las mismas desplazándose hacia arriba o hacia abajo por la acción de la presión del aceite.

Lo segundo es responsabilidad de la transmisión automática de ocho velocidades, que mantienen al propulsor trabajando a unas relajadas 2,500 rpm a una velocidad constante de 140 km/h. Sin embargo, si se requiere incrementar la potencia para ejecutar, por ejemplo, una maniobra de rebase, basta con hundir el pedal derecho para que la transmisión reduzca un par cambios, el motor reviva y entregue lo mejor de sí entre las 3,000 y 5,500 rpm.

Esta extraordinaria relación entre el motor y la caja de velocidades es tan buena que lo vimos reflejado en los más de 15 km/l que promediamos prácticamente durante todo el recorrido.

El interior se distingue, no sólo por el confort y la calidad en los materiales y acabados, sino porque el nuevo diseño sorprende. La pantalla táctil, que puede ser de siete y ocho pulgadas del sistema de infoentretenimiento, ubicada en el centro, fue enmarcada por dos trazos completamente diferentes, que adoptan una forma geométrica similar a la de un trapecio.

La seguridad sigue siendo prioridad, así que el nuevo Camry dispone, en todas sus versiones, de frenos con ABS y 10 bolsas de aire, entre otros sistemas. La oferta del Camry está formada por cuatro variantes: LE, SE, XLE y XLE NAVI, con precios que van desde $409,900 y hasta $509,900.

Definitivamente el Toyota Camry es un auto cuyo nuevo diseño exterior le sienta muy bien, con una apariencia robusta y deportiva, que sigue privilegiando la seguridad y comodidad de los ocupantes, y en el que se perciben materiales y ensambles de alta calidad y con muchos toques de elegancia, que se ven desde el momento en que abres la puerta y te pones al volante.

427

LITROS

es el volumen que ofrece la cajuela sin abatir la segunda fila de asientos.

10

BOLSAS DE AIRE

equipa el habitáculo del Camry para brindar seguridad a todos los ocupantes.

201

HP

es la potencia que entrega el motor de cuatro cilindros que lo impulsa.

1,520

KILOGRAMOS

es el peso que registra este sedán mediano japonés en la báscula.

Fernando Raúl Boubet


Productor de TV, periodista y fotógrafo de deporte motor de origen argentino radicado en México. Se inició por una gran pasión por el rally. Creador de los premios Puesta a Punto a lo mejor del automovilismo 2004 y 2005. Creador del sitio Puesta a Punto.
"No hay nada más apasionante que manejar y disfrutar de los buenos autos, si tiene motor y ruedas esta en mi lista de favoritos, la adrenalina forma parte de mi vida, ¿hay de otra?."

Suplemento Semanal

portada46

 

Industria Automotriz

Conecta con nosotros

Contacta con nosotros

Tel: +52 55 434589

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.