Chevrolet Camaro ZL1 convertible, no se deja intimidar.
Lo más nuevo

Chevrolet Camaro ZL1 convertible, no se deja intimidar.

Escrito por 
Publicado en Noticias Industria
Martes, 20 Febrero 2018 09:31

 Tres punto cinco segundos. Es el tiempo que necesita el Camaro ZL1 convertible para patar la aguja del velocímetro desde cero y hasta 100 km/h, y lo que tardamos en decir sí cuando nos propusieron ponernos detrás del volante de semejante artefacto.

Parados frente a frente, su musculatura impone respeto. Y es que el paquete aerodinámico con el que fue vestido no sólo intimida sino que además, es funcional. Desde el difusor ubicado en la parte inferior de la fascia para dirigir el flujo de aire en la dirección correcta, hasta las enormes tomas de aire que se encargan de engullir la mayor cantidad de aire posible para refrigerar el motor y los frenos en el eje delantero.

Su mirada agresiva se complementa con la geometría estilizada de los faros, que se integran con la delgada parrilla que enmarca el logo de Chevrolet, así como la cubierta de fibra de carbono en el cofre que oculta el motor, simplemente sensacional.

Y un vehículo de tal calibre se antoja como para conducirlo a cielo abierto en una carretera secundaria, disfrutando de la mejor música que se puede disfrutar a bordo: la que emana el motor V8 por los tubos se escape.

Así que allá vamos, robando miradas a nuestro paso mientras nos enfilamos al Valle del Tezontle rumbo al Ajusco, una ruta que se ha convertido en nuestra favorita por sus divertidas curvas e increíbles paisajes.

Por fin la carretera está libre y comenzamos a aumentar el ritmo, al mismo tiempo que el aterrador rugido del motor nos deja en claro que no le gusta ir lento. El Camaro ZL1 merece respeto con el acelerador, pues bajo el cofre se encuentra un enorme bloque de ocho cilindros 6.2 litros supercargado que, a la menor provocación, no duda en liberar sus 650 hp y 650 lb-pie de torque a las ruedas traseras.

Pisamos el acelerador a fondo y su respuesta es inmediata, empujándote la espalda contra el respaldo, al tiempo que el propulsor se desayuna las nueve velocidades de la transmisión automática, cuyas decisiones en este modo las ejecuta con precisión.

Si la pones a trabajar en modo manual y realizas los cambios a través de las palancas colocadas detrás del volante, la experiencia es mucho más gratificante, pues puedes estirar cada marcha hasta la zona roja del cuentarrevoluciones.

Pero un gran poder requiere de una gran responsabilidad, así que los ingenieros encargados en el desarrollo de este Camaro tan especial instalaron un sistema de frenos de disco de alto desempeño, perforados y ventilados, que garantizan detener sin fatigarse a esta máquina de aceleración.

Una de las curvas más exigentes de nuestro recorrido se aproxima, así que pisamos ligeramente el pedal del freno, reducimos un par de marchas de la caja de velocidades, acompañado de un ronquido que constantemente te recuerda lo que estás manejando, y la afrontamos con decisión.

La dirección apunta con precisión las instrucciones de nuestras manos, y trazamos como si fuéramos sobre rieles hasta enlazar la siguiente curva a la derecha; la suspensión magnética ajusta de manera automática su rigidez en función de las condiciones del asfalto y de manejo, al mismo tiempo que contiene el balanceo de la carrocería e interactúa con el asistente electrónico para mantener al auto controlado, de tal manera que transmite seguridad y aplomo al conductor.

Los asientos deportivos Recaro ofrecen buen soporte al cuerpo, sobre todo en los giros rápidos, aunque después de algunas horas sentados empiezamos a temer por la salud de nuestro trasero.

Durante el camino de regreso nos percatamos de que no habíamos encendido el sistema de audio de nueve bocinas fimado por BOSE. Y es que con semejante sinfonía proveniente del propulsor no hace falta poner música, pero lo encendimos solo para comprobar que funcionaba. Basta decir que ofrece conectividad para Apple CarPlay y Android Auto.

Como imaginarás, un american muscle con este nivel de sofisticación y prestaciones no es económico, pues llevarlo a tu garaje te costará un millón 380 mil 800 pesos, pero créenos que cada peso invertido lo vale, y mucho, pues tendrás entre manos un convertible que está a la altura de los mejores.

CAMARO ZL1 CONVERTIBLE EN NÚMEROS

7.2 KM/L

es el consumo combinado de combustible que entrega el V8 supercargado.

650 HP

es la potencia que despliega el propulsor de 6.2 litros desde las 6,000 rpm.

9 VELOCIDADES

ofrece la transmisión automática con modo manual que equipa el ZL1.

Fernando Raúl Boubet


Productor de TV, periodista y fotógrafo de deporte motor de origen argentino radicado en México. Se inició por una gran pasión por el rally. Creador de los premios Puesta a Punto a lo mejor del automovilismo 2004 y 2005. Creador del sitio Puesta a Punto.
"No hay nada más apasionante que manejar y disfrutar de los buenos autos, si tiene motor y ruedas esta en mi lista de favoritos, la adrenalina forma parte de mi vida, ¿hay de otra?."

Suplemento Semanal

portada42

 

Industria Automotriz

Conecta con nosotros

Contacta con nosotros

Tel: +52 55 434589

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.